domingo, 9 de marzo de 2008







Introducción a la Apoptosis (Segunda Parte)

Por: Lionel Valenzuela Perez

¿Por qué las células sufren apoptosis?

Existen dos posibles respuestas:

1. La muerte celular programada es tan necesaria para el desarrollo normal como la mitosis.

Ejemplos:

1a. Cada segundo el cuerpo humano produce 100.000 células por mitosis y un número similar muere por apoptosis.

1b. La muerte de células que ya han cumplido su función. Las células de la cola de los renacuajos que al sufrir la metamorfosis en ranas o sapos, sufren apoptosis.

1c. Muerte masiva de células. Durante el desarrollo temprano del sistema nervioso (en este proceso mueren más del 50% de las neuronas), solo sobreviven aquellas que han realizado las sinapsis correctas.

1d. Durante la formación de estructuras corporales. Como en la formación de los dedos en el feto, se produce la muerte del tejido que se encuentra entre ellos (tejido mesenquimatico interdigital).

1e. En el ciclo endometrial de la mujer. La caída del recubrimiento uterino durante la menstruación ocurre por apoptosis.

1f. Formación de los órganos reproductivos. El conducto de Muller, que da origen al útero desaparece en los machos. Conductos de Wolff, que dan origen a los órganos masculinos desaparecen en las hembras.

2. La muerte celular es necesaria para destruir células que representan una amenaza para el organismo.

Ejemplos:

2a. Células infectadas por virus. Uno de los métodos por los cuales los linfocitos T citotóxicos, matan las células infectadas por virus es induciendo la apoptosis ( debemos saber que algunos virus a su vez toman contramedidas para impedirla).

2b. Células del sistema inmunitario. Células autoreactivas del sistema inmune son removidas por apoptosis. Cuando esto no ocurre, por defectos en la maquinaria apoptótica, las células del sistema inmune atacan al propio organismo. Se producen entonces enfermedades autoinmunes, como el lulpus eritematoso y la artritis reumatoidea, entre otras.

3c. Células con el ADN dañado. El daño provocado al genoma de la célula puede:

a) Desajustar el desarrollo normal embrionario provocando defectos de nacimiento,

b) Promover la división celular incontrolad provocando la proliferación cancerosa.

Actualmente sabemos que las células responden al daño del ADN incrementando la producción de la proteina p53. El gen supresor de tumores p53 es un potente inductor de la apoptosis.